Contes per la la meva mare: El pollito de la avellaneda

Arriba el primer diumenge de maig en el que es celebra el Dia de la Mare, ple de recomenacions de llibres en els que el seu tema principal gira entorn a aquesta persona tan important que ens acompanya, que ens guia, que ens cuida i que ens llegeix contes.

En aquest blog, per festejar aquesta data dedicaré un especial a la meva mare, a compartir cada divendres del mes de maig, aquelles històries que hem contava. Desitjo que les gaudiu tan com jo.

annie-spratt

 

El Pollito de la Avellaneda

Pues, señor

este era un pollito

que picoteaba con su gallinita en la avellanada

y se le atrancó una avellana,

y se iba a ahogar.

La gallinita corrió a casa de la dueña:

_Dueña, la buena dueña,

ven a sacar la avellana a mi pollito,

que está en la avellanada y se va ahogar.

_Ay gallina, la mi gallinita, que no tengo zapatos. Dile al zapatero que te los dé.

Y la gallinita corrió a casa del zapatero:

_Zapatero, el buen zapatero,

dame los zapatos de mi dueña,

para que salve a mi pollito,

que está en la avellaneda y se va ahogar.

_Ay gallina, la mi gallinita, que no tengo cuero. Dile a la cabra que te lo dé.

Y la gallinita corrió a casa de la cabra:

_Cabra, la buena cabra,

dame cuero para el zapatero,

para que haga los zapatos de mi dueña,

para que saque la avellana a mi pollito,

que está en la avellaneda y se va ahogar.

_Ay gallina, la mi gallinita, que mi cuero tiene hambre. Dile al prado que te dé hierba.

Y la gallinita corrió al prado:

_Prado, el buen prado,

dale hierba a la cabra,

para que dé cuero al zapatero,

para que haga los zapatos de mi dueña,

para que saque la avellana a mi pollito,

que está en la avellaneda y se va ahogar.

_Ay gallina, la mi gallinita, que mi hierba está seca. Dile a las nubes que me den agua.

Y la gallinita voló a las nubes:

_Nubes, las buenas nubes,

dad agua al prado,

para que dé hierba a la cabra,

para que dé cuero al zapatero,

para que haga los zapatos de mi dueña,

para que saque la avellana a mi pollito,

que está en la avellaneda y se va ahogar.

Y las nubes, las buenas nubes, dieron agua al prado,

y el prado dio hierba a la cabra,

y la cabra dio cuero al zapatero,

y el zapatero hizo los zapatos de la dueña,

y la dueña corrió a la avellaneda

y sacó la avellana del pollito

que estaba en la avellaneda…

…y que no se ahogó.

*Cuento popular de Cuenca. Versión de Marta Mata.

El pollito de la avellaneda

 

 

 

“Una Fada, una maleta i ... pols de Fada! Si voleu contes, contacteu amb mi.

— La maleta de la Lili

No comments yet.

Leave a reply

Reset all fields