La Caiguda

Com diu una dita  castellana ” la curiosidad mató al gato”, i això va ser el que li va passar a Alicia, quan en aquell moment va decidir seguir al Conill Blanc.

Ella mai havia vist a un conill amb armilla, ni rellotge. I, moguda  per la seva curiositat va creuar el camp darrere d’ell, veient com es ficava per una gran cau.

Inmediatamente, Alicia saltó detrás de él, sin pararse a pensar ni por un instante cómo iba a salir de allí.

La madriguera era recta como un túnel, pero un tramo, entonces, de pronto, se hundió, tan de repente que Alicia no tuvo un momento para pensar antes de caer por un pozo muy profundo.

O el pozo era muy profundo, o ella caía muy despacio, porque mientras bajaba tuvo tiempo suficiente para echar una mirada a su alrededor y preguntarse qué iría a pasar después.

Anthony Browne (1988)

 
Del Rey
Alicia continuava caient “abaix, abaix, abaix”, preguntant-se si No deixaria mai de caure?. I, quan semblava que havia arribat al final del tunel, començava de nou a caure a traves de la terra. Us atreveu a seguir-la?
— Kou

No comments yet.

Leave a reply

Reset all fields