De regreso

Las vacaciones de este verano han sido espectaculares!!. Aunque empezaron a mediados de Julio, realmente no las empecé a disfrutar hasta Agosto, ja que esos quince días de Julio me ocupé un poco de mis sobrinos encantadores.

Así la ultima semana de dicho mes nos fuimos a tierras castellanas, con nuestro coche, a visitar la familia. La estancia de dos semanas ha sido más corta que la de otro años anteriores pero muy, muy relajante. 
En Gallegos del Pan, cada día por la mañana nos íbamos a pasear por esas tierras llenas de los colores del verano, en las que viento te susurra al oído y los árboles te acogen del calor. Y, por las tardes-noche nos acercábamos al único bar del pueblo para coincidir con los amigos.

 Almaraz de Duero, es un pueblo un poquito más grande en el que tienes la oportunidad de irte a la piscina para refrescarte y comer allí. Entre la primera y la segunda semana de Agosto se celebran sus fiestas; en las que se pueden encontrar propuestas para todos: ludoteca, bailes típicos del pueblo, gimncanas infantiles, hunor, baile en la plaza….. Así que estuvimos disfrutando de ellas, como cada año….

Pero, nuestras vacaciones no habían terminado. Llevamos tres años que quedamos con una pareja en Portugal. El primer año visitamos Oporto, el año pasado fue Aveiro, y este año tocaba Lisboa. Después de recorrer 600 km, el día 11 nos encontramos con ellos y otra amiga. tres días en Lisboa, con un guia excepcional, Nuno es portugués y se conoce todos los sitios de interés y sabe cual es el mejor restaurante para comer bien sin que te crujan. Visitamos el Castilo de San jorge, el Castillo de la Pena, los Jerónimos, la población de Canabis, y Sintra.

Regresamos a Barcelona, para dejar el coche, descansar un dia y medio, y cambiar el interior de nuestra maleta de verano por ropa adecuada para el nuevo destino Holanda. Cuatro días llenos de nubes, lluvia y paraguas en la mano por si caía el chaparrón; pero cuatro días estupendos visitando Amsterdam, Dean Haag y Haarlem.

De vuelta a casa, dejamos la lluvia de Amsterdam y la cambiamos por la de Barcelona. Una semana y media de relax para empezar el nuevo curso con energía.
¡Este año, paso al grupo de “grandes” con 20 niños entre los 2 y los 3 años!, toda una aventura….. Pero el verano, todavía no se ha acabado ……

“Un Hada, una maleta y ... ¡polvos de Hada! Si queréis cuentos, contactad conmigo.

— La maleta de la Lili