La nena de vermell/ La niña de rojo

Des de “La Capuxeta vermella ” de Perrault fins  “La niña de rojo”,  han hagut moltes versions que s’han fet entorn a la nena vestida de vermell que ha de creuar un bosc ple de perills per poder veure a la seva àvia. Sense cap dubte no podem oblidar la “Caperucita en Manhattan”, de Carmen Martín Gaite qui ens va recordar, que ningú és massa gran per “llegir contes”.
 En aquesta ocasió, Aaron Frisch ens ofereix una versió moderna de “Caperucita”. “La niña de rojo” és un relat agredoç que una veu d’avia narra a un grup d’infants. El conte ens trasllada a una ciutat en un dia de pluja. Sofía ha de visitar a la seva àvia malalta, però, per aconsseguir-ho, ha d’atravessar un espai urbà, a vegades tentador, on els perills sovintejan. El bosc és un espai ple degratacels i Sofía viatja en motocicleta, nerviosa, preocupada….. Mentrestant, la mare de Sofia, l’espera impacientement. 
El conte pot tenir dos finals: Un tràgic i l’altre encara màgic i esperançador . Cadascú triarà el més encertat, encara que, als lectors adults, “La niña de rojo” no ens deixarà indiferents.

Les il.lustracions de Roberto Innocenti, ens traslladen a aquella ciutat sobreacollidora, plena de coses, luxes….
Per una altra part, Carlos Heras realitza una traducció magnifica.“La niña de rojo” está editada en un format espectacular i va destinada als lectors a partir dels 8 anys. 

Desde “La Caperucita roja” de Perrault hasta “La niña de rojo”, muchas han sido las versiones que se han hecho en torno a la niña vestida de rojo que ha de cruzar un bosque lleno de peligros para poder ver a su abuelita. Sin duda no podemos olvidarnos de “Caperucita en Manhattan”, de Carmen Martín Gaite quien nos recordó, que nunca se es demasiado mayor para “leer cuentos”.
 En esta ocasión, Aaron Frisch nos ofrece una versión moderna de “Caperucita”. “La niña de rojo” es un relato agridulce que una voz de abuelita narra a un grupo de niños. El cuento nos traslada a una ciudad en un día de lluvia. Sofía debe ir a visitar a su abuela enferma, pero, para lograrlo, ha de atravesar un espacio urbano, a veces tentador,  donde los peligros acechan. El bosque es un espacio lleno de rascacielos y Sofía viaja en motocicleta nerviosa, preocupada….. Mientras, la madre de Sofía, la espera impaciente.
El cuento puede tener dos finales: Uno trágico y otro todavía mágico y esperanzador. Cada uno escogerá el que le parezca más acertado, aunque, a los lectores adultos, “La niña de rojo” no nos dejará indiferentes.
Las ilustraciones de Roberto Innocenti, nos trasladan a esa ciudad sobrecogedora, llena de cosas, de lujos….
Por otra parte, Carlos Heras realiza una traducción magnífica.“La niña de rojo” está editada en un formato espectacular y va destinada a los lectores desde 8 años. 

“Un Hada, una maleta y ... ¡polvos de Hada! Si queréis cuentos, contactad conmigo.

— La maleta de la Lili