Las Leyendas de Sant Jordi (I)

Sant Jordi es el día por excelencia en el que las calles de todo pueblo y ciudad de Cataluña se llenan de paradas de rosas y libros. Muchos de estos libros van dirigidos a trasmitir La Leyenda de Sant Jordi tanto para el público adulto como infantil, aunque esta trasmisión cultural no ha seguido lo originaría, o sí?.

A partir de aquí, os quiero invitar a leer, a conocer desde la primera que se tiene constancia hasta la que la mayoría de todos nosotros conocemos.

george-and-the-dragon

La Leyenda àuria de lacobus de Vorágine, 1246
La ciudad de Silene ( palabra que quiere decir luna) tenía a su entorno un gran estanque del cual se había posesionado un dragón: los ojos lanzaban llamas, su aliento traía la peste a la ciudad y la gente se moría. El pueblo convocó un consejo, y decidió que cada día se traerían dos ovejas al dragón al fin de mantenerlo alejado, y durante un tiempo todo va ir bien, pero llegó el día que se acabaron las ovejas …Se reunió de nuevo el consejo y este golpe acordó, muy a regañadientes, que hacía falta fert suerte los niños de menos de quince años sacrificar uno cada día.

Así lo hicieron durando muy diez, pero he aquí que la suerte recayó sobre la princesa Margarida ( hay tradiciones que aseguran que fue santa Margarita). Con suplicas y lágrimas el rey Servio- que este era su nombre- rogó a sus súbditos que dejaran vivir la princesa y que recompensa los daría riqueza y poder.

_ Si tu hija no es entregada al dragón, te quemaremos vivo, a tú y toda tu familia y prenderemos fuego a tu palacio. _Esto es el que le contestaron. Entonces el rey, con el intento de hacer tiempo y ver si se solucionaban las cosas, pidió ocho días de plazo para hacer luto y preparar la chica. Mientras tanto envió a suyos mejores guerras en busca del monstruo para que le dieran muerte, pero fueron devorados.

Pasaron los ocho días, y el rey, convencido que no había remedio, hizo vestir su hija como si se fuera a casar, la abrazó, la besó, y le dijo sollozando:

– Hija estimada, yo esperaba tener nietos que heredaran mi reino; pero en lugar de esto que tan anhelaba, serás entregada al dragón. ¡Que me venga la muerte, antes de poderlo ver!

Y padre e hija se abrazaron y se deshicieron en una mar de lágrimas. Finalmente la chica se fue al encuentro del monstruo. Mientras andaba hacia la muerte lloraba desconsoladamente, y fue entonces cuando apareció el tributo romano que le preguntó por qué lloraba.

– Oh! caballero. ¡Huiz deprisa si no queréis morir! -Pero el caballero insistía y no se quería ir de ninguna forma sin obtener una respuesta. Entonces la doncella le contó la triste suerte que había caído sobre la ciudad, y también encima de ella.

– Bella hija, no tengas miedo, yo te defenderé en nombre de Jesucristo. -Le dijo.

No había tenido tiempo de pronunciar estas palabras cuando el dragón salió del estanque, y lo acometió. Jordi hizo enderezar su caballo, blanco como la nieve, y encomendándose a Jesús se entregó una desigual batalla. Abrahonó una y otra vez contra el dragón hasta que su lanza, guiada por el Todopoderoso, lo dejó sin fuerzas.

Un golpe vencido el dragón, se giró hacia la princesa que había presenciado la lucha temblando y le dijo:

– Liga tu ceñidor al cuello del dragón, y juntos iremos a Silene. Así lo hizo la princesa y, apenas lo había ligado, empezó a seguirla cómo si fuera un perrito. La gente corría asustada, pero Jordi los dijo que no tuvieran miedo, que él mismo cortaría el cuello del monstruo en medio de la plaza, y así lo hizo. El rey habría querido dar su hija y la mitad de su reino al tribu romano, pero el caballero contestó que tenia que seguir el camino, el camino que Cristo le había señalado, añadiendo: -No he sido yo,  un insignificante hombre quién os ha liberado del dragón, sino Dios Nuestro Señor, porque os ama y os quiere salvar.

El rey, la reina y la princesa Margarida, seguidos de toda la ciudad de Silene, quisieron ser bautizados y se convirtieron en bonos cristianos.
 

*Dossier Sant Jordi. Grifell i Pons, Lluís. Sants i mites de Catalunya vol 1

“Un Hada, una maleta y ... ¡polvos de Hada! Si queréis cuentos, contactad conmigo.

— La maleta de la Lili

2 Comments Added

Join Discusion
  1. Hola Lili: Sería curioso conocer el origen real de esta historia; aunque nunca viene mal la imaginación. Besitos
    11 mayo, 2018 Responder
    • Pués mira!! Puede que investigue un poco y lo descubra.. Por otra parte, la imaginación nos puede ayudar a resolver el enigma. Besos de hada
      11 mayo, 2018 Responder

Leave a reply

Reset all fields