Vamos a cazar un Oso

 Vamos a cazar un Oso

Vamos a cazar un Oso, con la seguridad del personaje mayor sorprende e invita al lector, comienza este álbum de Ediciones Ekaré que recrea una canción infantil de tradición inglesa convertida en texto por el poeta Michael Rosen.

Las ilustraciones de Helen Oxemburry se presentan  a doble página combinando las de carboncillo con el texto principal, y las de acuarelas, con las onomatopeyas relacionadas con los diferentes escenarios que los protagonistas deben atravesar.

Vamos a cazar un Oso

En su viaje hasta la cueva del Oso, van encontrar algunos peligros que se resuelven con humor y con la figura del personaje que encabeza el grupo. Para mi, este personaje es el hermano mayor, aquel que tiene la fuerza para empujar al resto del grupo, para indicarles el camino a seguir y formar parte de sus aventuras, aunque haya crecido.

Vamos a cazar un Oso

La falta de la figura materna marca también el ambiente aventurero en que se mueve toda la historia, ofreciendo a los pequeños la posibilidad de ser los propios protagonistas sin la protección de sus madres.

Vamos a cazar un Oso

La tensión aumenta en el momento en que entran en la cueva. Y, después, una rápida vuelta atrás pasando por los mismos escenarios, al revés, en forma de cómic huyendo del Oso marcan el ritmo de su final compartiendo cobijo todos sus personajes en una cama.

Vamos a cazar un Oso

 

“Un Hada, una maleta y ... ¡polvos de Hada! Si queréis cuentos, contactad conmigo.

— La maleta de la Lili

2 Comments Added

Join Discusion
  1. Que buena reseña! Estaré más atento a las publicaciones de este blog a partir de ahora. Me ha encantado
    28 Febrero, 2016 Responder

Leave a reply

Reset all fields